Invertir en una máquina de aire acondicionado supone una notable mejora en confort, disfrutando de la temperatura que deseemos. El importe del aparato y la instalación será amortizado en una mayor calidad de vida.

No obstante, es indispensable ejecutar periódicamente un adecuado mantenimiento de equipos de aire acondicionado. De esta forma, el equipo nos funcionará por muchos años y optimizaremos su rendimiento.

Mucha gente, una vez instalado su sistema de climatización se olvida totalmente de él hasta que empiezan a detectar anomalías de funcionamiento o se produce una avería. Realizando revisiones periódicas, evitaremos la mayoría de incidencias (malos olores, insuficiente generación de frío o exceso de consumo energético).

Tal como ocurre con los vehículos, si un equipo de aire acondicionado carece de un buen mantenimiento, su vida útil se verá reducida. Y contrariamente a lo que sucede con un automóvil, para mantener en buen estado un sistema de climatización no se necesita invertir mucho dinero ni ser un especialista. Determinados equipos más complejos pueden requerir personal técnico pero en la mayoría de los casos, como en las máquinas de pared, cualquier persona con un mínimo de habilidad será capaz de hacerlo sin problemas.

Claves para la conservación de una máquina de aire acondicionado en buen estado.

Los equipos de aire acondicionado disponen de un circuito frigorífico cerrado herméticamente, donde se aloja el refrigerante. Para lograr la temperatura seleccionada, éste fluctúa constantemente de estado líquido a gaseoso. Para que esas oscilaciones de estado se produzcan sin problema, es necesario que el refrigerante alcance unas temperaturas entre las que no debe haber mucha fluctuación. A fin de evitar variaciones excesivas de temperatura es crucial mantener limpios los intercambiadores.

Mantenimiento del filtro

Conservar limpio el filtro de la unidad interior es de vital importancia para el correcto funcionamiento del aire acondicionado. Es extraíble y lavable, justamente para facilitar la limpieza del intercambiador.

Según el estado en que se encuentre, resultará conveniente limpiar o cambiar el filtro cada cierto tiempo. La periodicidad dependerá de la frecuencia de uso del equipo. Es recomendable comprobar mensualmente su estado.

La limpieza consiste en lavarlo con agua y jabón, dejarlo secar y colocarlo de nuevo. De este modo, evitaremos pérdidas de potencia térmica, aumentos de consumo y deterioro del compresor por exceso de suciedad.

Limpieza de la unidad interior

Debemos limpiar el espacio que quede visible al retirar los filtros. Basta pulverizarlo abundantemente con agua mezclada con dos gotas de lejía, evitando humedecer el contenedor de la placa electrónica. El líquido arrastrará la suciedad hasta la bandeja de condensados, que deberá limpiarse al terminar.

Finalmente,  activaremos el aparato en modo ventilación.

Limpieza de la unidad exterior

La unidad exterior no acostumbra a tener filtros pero también debe limpiarse frecuentemente, puesto que la suciedad se acumula en la batería de intercambio. Lo más sencillo y eficaz es valerse de un compresor de aire, pasándolo por todas las láminas del intercambiador. En su defecto, se puede utilizar una brocha o un cepillo.

Conviene también revisar los soportes del equipo y eliminar cualquier elemento que pueda dificultar el paso del aire.

Desinfección del aire acondicionado

Con los intercambiadores limpios, conviene desinfectar con un producto específico, ya que el calor y la humedad favorecen la aparición de hongos y bacterias, causa del mal olor en muchos casos.

Para la desinfección del intercambiador interior pueden utilizarse aerosoles fungicidas y bactericidas. Aunque no resulta tan seguro, alternativamente puede rociarse con una mezcla de agua y lejía.

Frecuencia de mantenimiento

Conviene realizar las operaciones anteriormente descritas como mínimo una vez al año. No obstante, recomendamos hacerlas cada vez que pasemos de usar el aparato de modo calor a modo frío y viceversa.

Otras comprobaciones

Para realizar comprobaciones más complejas acudiremos a un servicio profesional de mantenimiento de aire acondicionado. Solicite su presupuesto sin compromiso

es_ES

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar